¡Todas las enfermedades comienzan en el intestino!

blogs-imgdestacada

¡Todas las enfermedades comienzan en el intestino!

Los probióticos son bacterias saludables que colonizan el tracto digestivo y se localizan especialmente a nivel intestinal. Se considera que el número de bacterias es tan alto que se cuentan por trillones y que hay más de doscientas especies diferentes.

Funciones de la flora intestinal o microbiotica intestinal:

Estas bacterias saludables cumplen múltiples funciones que son determinantes para mantener una buena salud intestinal y en general, en todo el cuerpo (sistémica).

Regular la función inmunológica local y sistémica. Aproximadamente el 70% de las células del sistema de defensa, están en el tejido linfoide asociado a la mucosa del intestino y son estas bacterias benéficas, las que le sirven en la maduración y desarrollo del sistema inmunológico y así mismo a identificar los agentes invasores.

Apoyar la barrera mucosa intestinal para mantener su integridad y prevenir el aumento de permeabilidad o intestino roto, que conlleva a disfunciones en el sistema inmunológico y acorde a factores genéticos, hábitos alimentarios y ambientales; el posible desarrollo de enfermedades crónicas y autoinmunes.

Prevenir infecciones intestinales y sistémicas. Lo más importante es mantener el equilibrio de este ecosistema e impedir el crecimiento de bacterias patógenas.

Síntesis de vitaminas del Complejo B, especialmente Biotina y también vitamina K.

Regular la motilidad intestinal previniendo cuadros diarreicos y estreñimiento.

Causas de alteración del microbiota intestinal:

  1. Uso de antibióticos de amplio espectro (formulados por médica o autoformulados).

2. Uso de antiácidos, en el tratamiento convencional de la gastritis o úlcera péptica (Omeprazol, ranitidina, hidróxido de aluminio, etc.).

3. Alimentación rica en azúcares, grasas de mala calidad y alimentos procesados industrialmente.

4. Uso frecuente de sucralosa.

5. Estrés crónico.

6. Tratamientos de quimioterapia y otros medicamentos.

Sintomatología por disminución o alteración del microbiota intestinal:

Distención abdominal, flatulencia, cólicos, diarrea, estreñimiento, depresión, ansiedad, agresividad, dolores articulares, obesidad y desórdenes metabólicos, dermatitis, etc. Se debe tomar conciencia de la necesidad de tener una microbiota intestinal en óptima condición. Por esta razón es necesario repoblar con probióticos, dado que las causas de su alteración son muchas y las consecuencias para la salud son muy graves. Es ideal que los probióticos garanticen las cepas bacterianas más determinantes, que el número de bacterias esté en billones y que se consuman preferiblemente una hora antes de una comida.

Sintomatología por disminución o alteración del microbiota intestinal:

  • Distención abdominal, flatulencia, cólicos, diarrea, estreñimiento, depresión, ansiedad, agresividad, dolores articulares, obesidad y desórdenes metabólicos, dermatitis, etc. Se debe tomar conciencia de la necesidad de tener una microbiota intestinal en óptima condición. Por esta razón es necesario repoblar con probióticos, dado que las causas de su alteración son muchas y las consecuencias para la salud son muy graves. Es ideal que los probióticos garanticen las cepas bacterianas más determinantes, que el número de bacterias esté en billones y que se consuman preferiblemente una hora antes de una comida.
Dr. Rodrigo Herrera
Dr. Rodrigo Herrera

Nacido en Santa Rosa de Cabal, Médico Cirujano, Magister en Salud Pública y Administración de Salud, Especialización en Medicina Biológica, Diplomado en Medicina Funcional.

Deja un comentario